viernes, 29 de julio de 2011

Folklore Maragato

Castrillo de Polvazares, en la comarca de La Maragatería de León reconocido como Conjunto Histórico-Artístico, es uno de los pueblos de tradición arriera maragata con más historia. En la actualidad, basa su economía en el turismo y la artesanía, además de en su producto distintivo, que muestran con orgullo: el cocido maragato. Para mí, que odio los garbanzos desde que tengo uso de razón, fue todo un placer disfrutarlo. A mi manera, como diría Sinatra. Que este tipo de legumbres no me entran ni por los ojos. Bastante tengo con guardar la imagen de ellos en la bandeja del comedor cuando era pequeña, toda una evocación de arcadas. La verdad que no he contrastado los diferentes restaurantes del pueblo, ni sé cuántos puede haber, pero yo os recomiendo en el que estuve: 


Hostería Casa Coscolo
C/ El Rincón, 1 (Plaza de la Iglesia) 
24718. Castrillo de Polvazares, Astorga, (León) 
info@casacoscolo.com 
tlf 619 280 540 

No os explico en qué consiste precisamente el cocido por dos razones:

a) Porque eso se lo dejo a mi padre, que disfrutaría mucho con ello.
b) Porque seguro que yo era la única que desconocía la técnica y cuando la camarera advirtió que empezaba el banquete, yo agarré la cuchara ansiosa.

Mejor voy a dedicarme a postear un par de fotos que disparé, -previo permiso-, para mostraros una de las fiestas por la que este punto de visita obligada para los peregrinos que comienzan su camino en Astorga, se engalana de una forma bastante austera. Banderas españolas en los balcones y muchas flores, que dejan que sean los lugareños quienes muestren todo el folklore que esconden sus modestas casas de piedra y barro rojo. Muchas de ellas, ahora en alquiler.

Al principio, creía que se trataba de las fiestas de Santa Marta, patrona de Astorga, por su cercanía en el tiempo, (es hoy). Pero a ésta le dedican la última semana de agosto. Informándome un poco más sobre sus tradiciones, pensé que se trataba de una de las complicadas bodas maragatas que, según dicen, tienen un ritual de cortejo y atavíos espectacular. Tanto, que aseguran se trata de una de las mejores joyas de la arquitectura folclórica española. Pero tampoco. Finalmente, descubrí que estábamos dentro la semana dedicada a su patrona de verdad: María Magdalena, a quien sacan a pasear en su día, pero por quien bailan hasta el domingo siguiente. Es decir, el nuestro.





jueves, 28 de julio de 2011

De la pulsera

Revisando anoche mi agenda, una de mis actividades favoritas, observé que mi primera tarea para mañana era: si te sobran 10 euros este mes, arreglar pulsera Tous. ¿Por qué nos empeñamos en algunas cosas y no en otras? Tal cual, esto es lo primero que debía tener en cuenta el jueves 28 de julio. Está claro que lo de llevar mi modesta joya a El Corte Inglés para el apaño no podía ser lo primero que hiciese hoy porque:

a) El Corte Inglés debería abrir a las 08:00h para que yo pudiese llegar antes de entrar en la oficina.
b) Me tendría que levantar media hora antes para cumplir el deseo de mi agenda y, de momento, la cabeza me funciona con cierta lógica cuando de despertar se trata, que para otras cosas, ninguna.

Ni me han sobrado diez euros, (aunque me ha faltado poco), ni tengo la respuesta a la duda existencial que pareció surgirme el día que anoté esos tres renglones. Pero es cierto, son dos veces ya las que pido el arreglo. De ahí, que me sepa el precio del apaño. No es que sea el joyón de la temporada. Es sencilla, de color negro y formada por bolitas de cristal de murano. Me la regalaron mis tías, mi abuelo y uno de mis tíos, creo recordar; y lo que me dijeron fue que querían una "joya" (que lo es) que pudiese llevar todos los días y que pegase conmigo. Y es lo que hago. Me la pongo cada mañana porque tengo la sensación de que, el cuando me falte, podría no irme tan bien como los días en que sí me la pongo. Sólo me permito prescindir de mi pequeña amiga cuando voy de vacaciones en verano, es como dejarla que disfrute de las suyas propias. No me siento culpable por no contar con ella.

Quizás sea precisamente ese el motivo por el que me empeño en que esté perfecta siempre. Porque es como llevar a una parte de mi familia conmigo, porque se ha convertido en algo que me define. Como mi reloj blanco de swatch, el modelo Panna Montata, regalo de mis padres, que no se cuántas veces le he podido cambiar la correa. Y sigo. O quizás sea mi muñeca izquierda, que se ha vuelto exquisita y ya sólo se hace presa de pulseras regaladas y con historia. Ella es muy exclusiva.

miércoles, 27 de julio de 2011

Tres tendencias adelantadas


Aburrida del verano, quizás por lo raro que está siendo, tengo ganas de que llegue septiembre. Y no es simplemente porque yo deje de "disfrutar" de mi beca en AJ, sino porque tengo la sensación de que estoy pasando junio y julio sin más, sin las motivaciones que los anteriores suponían. Y mira que he trabajado varios seguidos como socorrista, pero ya no es lo mismo. Me da igual no estrenar un bikini flúor este año ni encontrar el tan ansiado negro, sencillo, bonito y que no apriete, (y que os aseguro no es nada fácil). Me da igual no haberme estrenado con un helado del Tozzi, -aunque sí con un granizado de limón-. Y me da igual saber que no me voy a cruzar con el príncipe Harry en las playas de Galicia. Antes me importaba, ya no.

No os extrañéis entonces de que sienta emoción por lo que venga para este otoño 2011. Pero todavía es peor si os confieso que, en previsión de no tener trabajo ni perspectivas de encontrarlo pronto, no saldré de casa nada más que para correr y hacer ejercicio. Los leggins y las camisetas anchas de algodón, viejas y descoloridas, o herederadas de mi hermano, se convertirán en mi uniforme diario. Es decir, deseando de ver las nuevas tendencias de la temporada para no explotar ninguna, salvo que se me vaya la cabeza y me plante el tacón para subir a desayunar con mi madre. Que por todo me puede dar en esta vida.

Aún así, yo me recreo mirando revistas y me imagino cruzando la Castellana con algún modelo otoñal de los que salen, o su reinterpretación cutre a medias by Marta. Y los tres elegidos, de los varios que ha incluido Marie Claire en un pequeño artículo de su número de julio, y que ha sido mi primer contacto con lo que viene, son Chloé, Yves Saint Laurent y Gucci.

lunes, 25 de julio de 2011

El Húmedo de León


Adéntrate en El Húmedo, el barrio de tapeo más famoso del casco antiguo de León. Deja el reflejo de la Catedral a tus espaldas. Pide un "corto" y acompáñalo con unas patatas con pimentón en El Flechazo , un pintxo de morcilla en La Casa de los Botones o unas setas con crema de queso de Valdeón en El Llar.

viernes, 22 de julio de 2011

Cupcakes de cacao con frosting de chocolate blanco

Inspiración: Roberto llega de diez días en Cork (Irlanda) con una deficiencia alimenticia que le hace ver lo bonita que es España de repente. Para dedicarle un momento que saques después de trabajar, tipo 16h. Con "Gone in the morning" de Newton Faulkner porque lo has descubierto en tu Ipod cuando te subías al elíptico la tarde anterior. A disfrutar en cualquier merienda.


MASA MAGDALENAS
La receta para la base es de lo más sencillo que he visto; claro que sigo una elaborada para niños. ¡Qué esperáis de un juego de moldes de silicona que viene en una caja con el rótulo "Muffins&Kids Kit" de Lékué! Pero son de colores flúor y me encantan. Las medidas están calculadas para seis unidades de cupcakes de cacao.

Ingredientes para la masa: 90g de harina integral, (por eso de rebajar por algún sitio), 30g de cacao desgrasado, (por eso de seguir rebajando un poco más), 1 sobre de levadura (16g), 30g de azúcar, 1 pellizco de sal, 30g de mantequilla fundida, 80g de leche y un huevo.

Elaboración
1) Mezclar los ingredientes sólidos por un lado y los líquidos por otro.
2) Unir ambas mezclas y remover con ayuda de una espátula hasta conseguir una mezcla homogénea.
3) Distribuir en los moldes y cocinar en el horno pre-calentado a unos 200ºC, según la potencia de cada uno, durante unos 15-20min. Yo, que ya sabéis que no controlo ni tiempo ni cantidades, seguí el consejo de mi madre y cuando vi que empezaban a coger color marrón oscuro, sin quemarse, los saqué.

FROSTING DE CHOCOLATE BLANCO
Pensando en mi primo y en mi hermano, a quien se los haría probar primero, el conjunto de las pequeñas magdalenas tendría que ser chocolate más chocolate. Buscando por Internet me decidí por éste, que además, le da un toque de queso crema.

Ingredients50g de mantequilla, 50g de chocolate blanco, 200g de queso de untar (yo utilicé uno light tipo philadelphia, pero de la marca Hacendado) y 100g de azúcar glass.

Directions:
1) Derretir en el microondas la mantequilla y el chocolate blanco.
2) Batir el queso de untar.
3) Añadir chocolate fundido y seguir batiendo.
4) Añadir el azúcar tamizado y batir de nuevo.
5) Decorar con el frosting los cupcakes cuando ya estén fríos. 



martes, 19 de julio de 2011

Preciosas Bailarinas

Hace unos días, -la verdad que no se cuántos porque cuando se llega al verano se pierde hasta la cuenta-, leía yo una entrevista, o quizás veía un vídeo colgado en algún blog, -que también se pierde la atención en las fuentes de información-, a uno de los creativos de Mascaró, la famosa casa de zapatos menorquina. Mascaró comenzó a fabricar calzado en 1918, pero no sería hasta febrero de 2005 cuando, de la mano de su fundador David Bell, se lanzase al mercado su línea más dulce: Pretty Ballerinas. Sí, suspirad como yo, ¡qué os oiga!

La exclusividad era tal, que sólo podían ser adquiridas por Internet, cuando todavía no se llevaba hacer la compra en la red ni se conocía el término Paypal. Mister Bell decía en la entrevista que cuando le propusieron crear una línea sólo de bailarinas, compuesta por parejas con nombre de celebridades, se opuso y afirmó rotundo que eso no tendría éxito. A veces, hasta los ingleses se equivocan. Fue ponerle un par de las negras a Kate Moss y llegar el reconocimiento, sin más. Así es como yo las conocí, viéndolas en sus pies. Y desde entonces, son  objeto de deseo. Me encantan. Las hay sencillas, románticas y rockeras, de charol, piel y con strass.  Estridentes y discretas. Muchas de ellas, simplemente exquisitas.

Últimamente, no como tanto chocolate como me gustaría, pero a papá y mamá siempre les ha gustado regalarme caramelos, ¡como éstos! ¡Gracias por mi primer par de Pretty Ballerinas!


viernes, 8 de julio de 2011

Pastel sin Galliano

Foto: VOGUE

Sin más. Así es como veo yo a Dior sin el mítico Galliano. Estos días París celebra su Semana de la Moda y no me ha invitado. Muy fuerte. Gracias a Internet, una vez más, cualquiera puede acceder a los desfiles vía fotografía o incluso, a través de los vídeos que las revistas especializadas cuelgan en sus páginas. En cuanto me enteré de que Galliano; perdón, Dior había desfilado, me puse a buscarlo sin descanso. Lo encontré, lo miré, lo repase y lo volví a repasar, por si acaso. Una especie de conjunción de tres líneas: la pastelosa con tocados geométricos para cerrar los ojos, la más veraniega con vestidos vaporosos y colores vivos, y el intento de teatralidad, una mezcla  dentro de la ya mezcla general que supone la colección misma. Yo no soy una entendida en este tipo de cosas ni lo pretendo, pero creo que fue un desfile vacío, porque no tenía nada más que el esqueleto del estilo que tienen las colecciones de la casa, pero le faltaba el relleno que siempre le pone Galliano. El que infla el pastel para triunfar. Y sé que el despido fue su culpa, pero le echo de menos. Aún así, tengo un favorito para este año y es éste.

jueves, 7 de julio de 2011

La cocina no es la mejor táctica

Varios diarios publicaban ayer los resultados del estudio titulado Cocinar con Amor, basado en encuestas realizadas por Gallina Blanca y Meetic a mil ciudadanos de nuestro país. Entre otras muchas cifras y curiosidades, quiero poner en conocimiento de mis escasos lectores varios puntos, por eso de facilitarnos la vida sexual a todos.

En primer lugar, la encuesta refleja que el plato estrella que utilizan los jóvenes de 25 a 35 años para sus conquistas son los spaguetti a la carbonara. Bien, como mujer que soy, diré que las kilocalorías que tiene la nata, unidas al poco arte que tenemos algunos para conseguir las medidas exactas, (sobre todo los hombres, véase en una tienda de ropa, en una zapatería o en la cocina), hacen poco recomendable lanzarse a por la futura conquista con este plato. Más que nada porque con tanto carbohidrato
en el cuerpo, muy sexy y ligera no se siente una. A no ser que lo hayas regado todo con un selecto rosado y hayáis conseguido acabar la botella. En ese caso, todos somos guapísimos.

Por otro lado, el 30% de los encuestados asegura que las posibilidades de una noche de sexo aumentan después de una buena cena romántica preparada por la pareja. Mi pregunta es: ¿qué opina el otro 70%? El estudio no se pronuncia, pero es fácil adivinarlo: es más seguro invertir en cubatas que en un plato deluxe. Puedo ser muy bruta, pero digo verdades. La conquista del estómago queda para los neoyorkinos con un loft
, aunque sea cierto que cada vez se pone más de moda. Nosotros confiamos más en la cerveza, el vino y la copa, todo junto y en pocas horas. Además, repito: todos guapos.

Con lo que sí coincido es que salir a un restaurante es la táctica culinaria que más se utiliza, porque los españoles somos más de calle. Y porque es más eficaz dejar a otro la cena, para centrarse en otros aspectos igual de importantes. Aunque muchas parejas deberían plantearse muy en serio lo de quedarse dentro de ese 30% y no salir de casa, que indigestan la comida a cualquiera con sus arrumacos. Si no, que se lo pregunten a mi tía Pilar, que pudo disfrutar de toda una escena erótico-festiva en la mesa de enfrente, gratis. Así que sí, debe haber gente a la que esto de llenar el estómago le revoluciona demasiado las hormonas.

Por último, el estudio indica cuál es la mujer y el hombre con quienes  nos gustaría compartir una noche de cocina. Sin sexo obviamente, porque entonces la pregunta sería otra. Yo, a pesar de llevar la contraria a los demás encuestados, me quedo con: Gwyneth Paltrow, -dicen que es buena cocinera-, y Johnny Deep, porque de alguna forma tendré que conocerle, aunque sea con jamón de jabugo de por medio, que sé que le encanta.

Y por si acaso, dejo aquí un par de apuntes para aquél que quiera conquistarme: en vez de los spaguetti, ponme un sandwich con pan de aceitunas. Y en vez de las fresas con nata, un brownie con helado de vainilla. Me darán la misma energía.

miércoles, 6 de julio de 2011

Más que una visita

Me encantan las noches en las que charlo con mi abuela Carmen. Se había teñido de rojo. Comenta que tuvo un episodio de locura juvenil. Ya le he dicho, me gusta más cuando viene con su color natural. Por lo demás, sigue igual.

martes, 5 de julio de 2011

El daño de Starbucks y derivados

¡Qué daño más grande ha hecho Starbucks a este nuestro continente! ¡Y yo sin querer admitirlo! Mira que me quejo de la tontería moderna de llevar un traductor por diputado al Congreso; un gasto innecesario, pero que cada vez tiene más seguidores. Habría que descontárselo a cada uno del sueldo, a ver si les seguía pareciendo igual de imprescindible. Aunque es mejor no entrar ni en el tema, que llegan los madrileños y se nos ponen chulos, -algo que el tópico ya nos dice que no hace falta ni que se pongan para conseguirlo-, y piden un jamón en pago por la discriminación que sufren. Como sólo hablan el castellano no necesitan traducción y claro, gastan menos. Habrá que compensar la falta, y no ahorrando no, poniéndose a nivel. Si al final, me caliento.

El mal de esta cadena norteamericana de café me lo ha descubierto una compañera de trabajo, igual de aficionada que yo al House Blend
marca de la casa. Mar, vía mail, ha querido amenizarme una mañana más entre oficios y terceras demandas, con una verdad gráfica. Y yo, comparto.

Pero el problema al que nos enfrentamos, o al que se enfrenta la pobre camarera en realidad, no es exclusivo de los Eurodiputados, sino de todo ciudadano que no haya crecido con un tamagotchi en la mano. Ahí pongo el límite generacional. Cuando mi madre, por ejemplo, se acerca tímidamente a la barra de uno de los establecimientos de Starbucks, tiembla. A veces hasta se ahorra el disgusto y me manda directamente a mí, o acaba rogándole a la camarera que haga lo que le de la gana con su café, pero que esté caliente y dulce. No cree que tantas preguntas como le hacen quepan dentro de un tall frapuccino de caramelo, así que deja hacer y confía. Mi padre, sin embargo, prefiere no complicarse: cualquier cosa embotellada que tenga un envoltorio estridente, un color apetecible y se encuentre en la nevera en la que él puede decidirse qué tomar. Se ahorra pesados interrogatorios. Otros como mi tía, prefieren decir "lo que tú creas" y darte un billete para que pagues. Y es que las colas de gente en Starbucks se forman por eso, por la de adornos que uno puede ponerle a 25 mililitros de café. 
Ahora bien, yo me he dado cuenta de varias cosas gracias a este gráfico: 

1. El peligro de que todo ciudadano demande a partir de ahora un traductor para pedir lo que desea en cualquier restaurante, porque lo de poner toppings, elegir tamaños y añadir siropes
se está poniendo muy de moda. El gasto aumentaría, los diputados querrían distinguirse de los demás y solicitarían alguna otra extravagancia, como un mono haciendo malabares. Consecuencia: más gasto público.

2. La camarera que vemos en la fotografía es periodista: no trabaja de lo suyo y seguro que está cobrando un sueldo irrisorio en comparación con el volumen de trabajo al que hace frente, y lo que tiene que aguantar de cada uno ni me lo imagino. Además, si os fijáis, sujeta la libreta y el bolígrafo para notas de una forma muy profesional.

3. El Eurodiputado que ha pedido Vodka para comenzar la reunión ya sabemos de dónde es. Y no, acordaros de que Rusia aún no forma parte de la Unión Europea. Está sentado de lado y ya ve lo que se le viene encima para 2011, así que borracho, mucho mejor. ¿Apostamos?