sábado, 31 de marzo de 2012

Souvenirs

Doble dirección. Tonterías del extranjero que yo traigo e increíbles recuerdos que esos extranjeros me regalan a mí. Chocolates y demás dulces sobre todo. Un poco de sabor argentino. Recuerdos personales. Souvenirs que llevo conmingo para dar y para conservar.

viernes, 30 de marzo de 2012

Leaves of Grass


Leaves of Grass es un libro de poesía que Walt Whitman escribió por primera vez en 1855, año desde el que lo fue modificando una y otra vez. Nueve publicaciones existen bajo el mismo título, cada una de ellas igual pero distinta a la anterior. La última en 1892.

Tranquilos, no me he vuelto loca. Sigo sin leer poesía y si alguna vez lo hago, mi amigo Paco será el primero que pruebe. Y seguiré sin ser buena en ello. Pero permitidme que admire la genialidad del título de la obra de este reconocido escritor. Leaves of Grass, Hojas de Hierba. Un título perenne para una obra en continua creación. Conserva su esencia distinguiéndose siempre de su paso anterior. Como la película protagonizada por Edward Norton que me ha hecho conocer este libro. Magistral interpretación, por cierto. No extraña. Ni la suya ni la pequeña intervención de Susan Sarandon, que hace lo mismo. 

La historia de dos gemelos (Norton y Norton), un profesor de filosofía y un traficante de marihuana. Boston y Tulsa. Vivir según las reglas e intentar entenderlas. Vivir según tus propias reglas porque ni siquiera crees que haya que pararse a entenderlas. La vida es la vida, ¿para qué buscar una razón a ella? El reencuentro del primero con el segundo. Y con su madre (Sarandon), que tiene algo de ambos. Una película que se disfruta rápido.

"Diogenes Laertius has recorded for us, the greek philosopher, Epicurus's thoughts on death. It is irracional to fear and event, if when that even occurs, we are not in existence. And, since when death is, we are not, and when we are, death is not, then it's irrational to fear death. One might just as well, Epicurus argued, fear birth"

jueves, 29 de marzo de 2012

La primera para mejorar



Para un día de Huelga General


miércoles, 28 de marzo de 2012

Los mosquitos me aman


Además de mucha gente, los mosquitos y sus compañeros de especie me adoran. Soy atractiva para ellos. Y no lo digo yo, sino las diecisiete picaduras que se reparte por mi cuerpo como recuento final. Algunas ya son cicatrices. Sí, señalada me han dejado estos vecinos bonaerenses. Sabía de su existencia, son famosos por su persistencia durante el bochornoso calor de la ciudad. Tan pegajosos son ellos como la humedad del clima veraniego. Y eso que no estamos hablando de un país tropical, lo que me hace replantearme futuras visitas a lugares más cercanos al Ecuador; no sé si mi cuerpo permitiría tanto.

Las del tobillo son horribles, además de que creo sufrir algún tipo de alergia. Primero sale la picadura, después un sarpullido lleno de granitos alrededor y, por último, se me hincha la citada articulación. La pierna contabilizaba ya, con estas dos, unas diez señales de ataque. ¿Solución? Pantalones largos. ¿La decisión de estos insectos infernales? Atacarme en los brazos, porque cubrírmelos con estas temperaturas podría producirme un sarampión directamente. Y no sé qué puede ser peor. Sólo con posarse ya me marcaron. Tres veces, en dos minutos. ¿Solución? No ir más al parque. ¿Y qué hicieron ellos? Sorprenderme. Aún más.

Cuando ya contabilizaba más de diez ataques y el picor comenzaba a remitir en la mitad de ellos, descubrí la picadura con mayúsculas. LA PICADURA. En la ducha, enjabonándome. Con inocencia. ¿Adivináis cuál fue su objetivo? Pues sí, ese lugar que muchos chicos tocan sin permiso haciéndose los tontos, como si su mano pasase por ahí en la discoteca. Menos mal que algunas como yo, no pasan ni ese inocente toque en el culo. Porque no los hay inocentes ahí, ni siquiera el que me dio el mosquito que me marcó. Ahí acabó toda mi tolerancia al mundo animal. Y punto.

martes, 27 de marzo de 2012

Mi primera experiencia con la Maracuyá

La Maracuyá es una fruta de las regiones subtropicales de América que yo, hasta hace pocos días, no había probado. Sabía de su existencia, que se limitaba a una de las esencias utilizadas para cacao de labios. Punto. Si se comía, yo no lo había probado. Y tampoco confiaba en hacerlo, cualquier fruta tropical me parece peligrosa por eso de las reacciones alérgicas y demás enfermedades que dan trabajo al Dr. House en FOX. 

Después de varias conversaciones sobre mi falta alimenticia y un desayuno salado en la cafetería de la siguiente cuadra, un amigo y yo fuimos a terminar con algo dulce. Cruzamos hacia el número 2015 de la Calle LapridaDelicious Café. Un lugar para dulces y salados, con jugos y café y un servicio informal que deja al turista como yo, observar y pensar bien en qué pedir. Pero no hubo duda alguna: cheesecake con Maracuyá. Había que perder el miedo.

A pesar de la primera confusión sobre las supuestas pepitas de chocolate en tamaño mini,que resultaron ser las pipas de la fruta (¡ignorancia de novata!), la tarta me encantó. Gracias al completo desayuno con café y tostadas que había tomado diez minutos antes, no tuve espacio para una segunda ración, por eso de fijar bien el sabor. Aunque si llego a saberlo, no la comparto. Menos mal que un par de días después pude volver a disfrutar de esta fruta con un helado en Munchi's, aunque no era mío.

viernes, 23 de marzo de 2012

Leila de Buenos Aires

Había alguien a quien tenía muchas ganas de ver. Quizás, un poco más mayor, pero sigue como siempre.



jueves, 22 de marzo de 2012

Feliz Cumple Jose

No preguntaré cuántos te caen o si eres de los míos y te quedaste en la edad que te apetecía, pero sí que voy a informar públicamente de tu cumpleaños, una vez más. Como no puedo llamarte desde el sexto, sino que el recorrido que tiene que hacer mi voz es más largo y, sobre todo, más caro. Te deseo un muy feliz cumpleaños y que se cumplan todos tus deseos. (Todo estaba preparado, que conste en acta, pero un problema técnico en Plaza Serrano del que me di cuenta más tarde, me impidió llegar en hora).


martes, 20 de marzo de 2012

Cupcakes en Recoleta

Un plan para la tarde que yo no esperaba y que surgió de Renan,  un chico brasileño que conocí gracias a mi amiga Valentina, fue descubrir lo complejo que es el mundo de los Cupcakes. Me di cuenta de que si no me salen tan bonitos como los que se muestran por Internet, no es porque yo sea un desastre, si no porque me faltan los materiales. Os lo prometo. La culpa es toda de ellos, aunque aquí digan que en la cocina de mi madre (aún es de ella) hay de todo.

Diez pesos para entrar, ver y degustar (poco) esos dulces que tanto me gustan. Todo lo dulce me encanta en realidad. Y empecé a formar mi pequeño armario de repostería con un molde más. Papá, no te asustes, tiene el tamaño mínimo. No lo vas ni a notar.



lunes, 19 de marzo de 2012

Feliz día del Padre


No sé si os he contado alguna vez que tengo el mejor papá del mundo. Tiene que compartir su día con millones de padres, pero el mundo es muy grande y tenemos que hacer eso, compartir. Pero mi padre, no sólo comparte su momento, sino que también deja que disfrutemos de otras muchas con él. Y eso es lo que he querido mostrar con dos fotografías del verano pasado. Porque yo he aprendido también a compartir. Tengo un padre que además, educa.

Con un simple vistazo podéis ver que mi padre me ha prestado su sonrisa. Él te mira y sonríe. Cuando no lo hace, algo ocurre. Porque si mi padre está alegre, sonríe. Y si está serio, también. Creo que no sabe poner otra cara. Y da igual que le llames sin aviso, como hice yo en la fotografía de la derecha, el vive preparado a reírse de lo que venga. 

Pero mi padre es genial también si le pillas por la espalda. Él va el primero cuando caminamos los cuatro juntos y lleva esa actitud de la izquierda, abraza lo que venga como sea. A veces nos deja pasar a alguno, para enseñarnos. Y a veces, debería dejar que nos equivocásemos, aún no hemos acumulado el recorrido que él ya lleva. Luego le daremos la razón, pero una razón consciente. Miradle, incluso de espaldas y esperando a lo que viene con alegría, se intuye que sonríe. Esa ilusión por la vida, por querer que disfrutemos al máximo los cuatro es la mejor enseñanza que recibo. Para buscar yo lo mismo en el papá que elija o para intentar ser yo quién lo de, si no tengo la suerte de encontrarlo. 

Muy feliz día del Padre

domingo, 18 de marzo de 2012

Feliz Cumpleaños Andresito

Me ha dicho un pajarito que tocamos una nueva década, no diremos que peligrosa, porque ya sabemos que ahora somos jóvenes hasta la edad que queremos. Espero que disfrutes de tu día y te deseo todo lo mejor desde Buenos Aires, con el plato típico de los domingos: ravioles con tuco. Sí, he tenido que escaparme de nuevo.

Plaza de Mayo

La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada
(Ortega y Gasset)





sábado, 17 de marzo de 2012

Práctica con el Asado

Ya nadie puede decir que no me mimetizo con el ambiente y que, como una niña cabezona que he sido siempre, trato de perfeccionar las técnicas del lugar. Acabaré por convertirme en una experta con el asado argentino, aunque empiece posando.


Reuniones familiares en Argentina

Cuando yo salgo de España y digo que en mi país se come mucho, a veces me olvido de que todo depende de a quién se lo cuente. Es cierto, los españoles tenemos la costumbre de para todo juntarnos a comer. Celebramos cocinando, comiendo y bebiendo. A veces no cocinamos, simplemente acudimos a un restaurante para no tener que trabajar en casa. Yo disfruto más de las primeras.

He de confesar que en algunos países se come más. No digo que mejor, pero en cantidad creo que nos ganan. Diferente, o no mucho. En Argentina no hay reunión familiar en la que no se haga un buen Asado, junto con las picadas que ayudan a matar el tiempo mientras que sale la carne. Birra y vino. Y luego, los postres. Dulce de leche, tortas y dulce de leche con algo más. Y siempre hay hueco. Acabas a las dos de la mañana, pero no es de extrañar si se quiere dedicar a cada plato su momento. Algunos incluso acabamos pidiendo un baile, por eso de manejar mejorla digestión, si es que se puede.

Anoche era el cumpleaños de mi primo Lucas, el segundo hijo de Cacho, y pude comprobarlo.


jueves, 15 de marzo de 2012

Tres fotografías en Plaza de Mayo

Tres sonrisas en Plaza de Mayo para mostrar el verano bonaerense a aquellos que no pueden verlo a través de facebook, porque las redes sociales no son lo suyo pero sí el seguirme.


miércoles, 14 de marzo de 2012

Feliz Cumple para Miriam

Echo tanto de menos mi etapa de estudiante aquí en Buenos Aires y, no sé por qué, la conservo tan reciente en mi cabeza, que no puedo dejar de felicitar como lo hacía entonces. Porque me gusta llegar a todos los cumpleaños que pueda, aunque sea de una forma u otra. A Miriam no le había tocado nunca,  pero creo que ya era hora. Desde Buenos Aires, todo lo mejor en un año 2012 que será para las dos, enorme. Gracias por haber estado, simplemente. 


El Ateneo de Santa Fe

No estoy siendo nada considerada con vosotros. Llevo varios días en Buenos Aires y poco os he contado. No me atrevía mucho con el Ipad, pero me he decidido hacer mi primer post por aquí. La última vez que estuve en Argentina, hace ya más de un año (increíble cómo pasa el tiempo) quise hablaros de la Librería Ateneo, en la concurrida calle Santa Fe. Pero fui muy al final de mi estancia y dediqué todo mi tiempo a la gente que no quería dejar de ver. Esta tarde llovía y pasear por la calle se complicaba.

La Librería Ateneo tiene dos sedes en la Ciudad de Buenos Aires, una en la peatonal calle Florida y otra en Santa Fe. La última más linda. Se trata de un antiguo teatro que ha sido reformado y dividido en varios espacios, todos ellos dedicados a la lectura menos la cafetería del fondo que ocupa el escenario. Esta vez, no tomé ningún café. He preferido seguir rebuscando en otras tiendas. Tiene cuatro pisos, los dos últimos son un simple pasillo con paredes forradas de estanterías y vistas al piso central, con escaleras de madera. El de abajo, al que se accede mediante escaleras mecánicas, es el único que exhibe películas. Pero lo que más me gusta es la idea de reconvertir los palcos en pequeños lugares de lectura, provistos de sillones y pequeñas mesas, para que el lector decida qué obras llevarse a casa.

Para esta visita me fui con mi cámara pero, ¿alguien se apunta a una tarde en Las Violetas? 




martes, 13 de marzo de 2012

Clases prácticas de mate


En una tarde de lluvia-no lluvia-lluvia un poco-tormenta-amago-lluvia que ha hecho que tuviese que bajar corriendo de la piscina a casa de mi amiga Valentina, (digo bajar porque la piscina esta en la planta 18), no hemos encontrado mejor plan que cotillear (para mí) y chusmear (para ella) mientras mi anfitriona daba rienda suelta a su enfermiza histeria por la limpieza. Como ella no tenía manos para cebar el mate y a mí no me deja ni agarrar la escoba, he decidido seguir con las lecciones que me dio ayer al respecto y practicar. Y aquí estoy, escuchándola y haciendo ricos mates ¡Ya confían en mí!

domingo, 11 de marzo de 2012

Felicidades Israel

Otra vez te ha tocado. Supongo que ya te habrá dicho un pajarito que me he escapado, de nuevo, a Buenos Aires. Aunque no dure tanto como desearía, sí que me ha dado tiempo a tener que felicitarte por aquí y prepararte con un poco de antelación tu cartel de cumpleaños. Enciende las velas, que al ser el primo al que sigo en edad sé cuántas tienes que poner sobre la tarta (y que será nuestro secreto), pide un deseo y sopla, ¡tiene que cumplirse! Un beso enorme, esta vez, más al sur que tú.

PD: Siento mucho el retraso en la felicitación, pero tuve problemas informáticos y tuve que repetir la foto, volver a enviarla y bla, bla, bla.

viernes, 9 de marzo de 2012

Voy a verte Buenos Aires

Ya me he puesto unas gotas de DKNY en el cuello. Ya estoy preparada para volver.

jueves, 8 de marzo de 2012

Mujeres que conozco


Tengo la fortuna de haber coincidido y aún coincidir con mujeres maravillosas. Trabajadoras como ellos, pero nosotras nos concedemos un día de complicidad. ¡Feliz día a todas ellas!

martes, 6 de marzo de 2012

Felices 110 años Real Madrid

No pensaba escribir nada, estoy bastante liada entre preparativos de viaje, trabajo y demás, pero mi hermano Mario ha colgado en facebook un vídeo del que disfrutamos cada vez que acudimos al Bernabeu y no he podido resistirme. Tenía que felicitar esos 110 años que hoy le llegan al Mejor Club que yo conozco. Con mayúsculas, por supuesto. Podrán decir lo que quieran, pero los madridistas sabemos que nuestro equipo siempre llega y que hay ciertas cosas que sólo nosotros somos capaces de hacer. Somos, por excelencia, el equipo de la épica.

Me hace mucha gracia la gente que critica eso que decimos nosotros: "hemos ganado", "hemos hecho el contra-ataque perfecto" o "nos ha faltado poner un poco más". Sí, hablamos en plural y nos incluimos, porque los madridistas nos sentimos parte del equipo. No decimos "el equipo ha sido quien ha jugado". Nos sentimos orgullosos de los colores que vestimos, porque por encima del juego o de los jugadores, entrenadores o personajes que, puede ser, manchan el nombre del Club; hay un único color: el blanco. Es el que vestimos, el que llevamos con la cabeza alta (aunque perdamos) y el que alentamos. Por el que muchos hemos llorado y tantos otros han saltado sin parar. El que sentimos.

Me gusta el fútbol. Y me gusta mi equipo, porque como socia puedo decir que es un poco mío, aunque con la cuota que religiosamente pagan mis padres cada año no llegue a costear ni los balones que necesitan en la Ciudad Deportiva para entrenar. Pero me siento parte del Real Madrid desde que dormía con la camiseta de Zamorano, desde que nuestra niñera nos castigaba siendo del Barça y para nosotros era la peor de las condenas. Desde que inventé con mi hermano la inyección anti-culé para no contagiarnos, por si acaso. Desde que mis padres me llevaron a mi primer partido en el estadio y lloré. Es lo que tiene mi Madrid, que emociona. Sin más, ¡feliz cumpleaños viejo!


lunes, 5 de marzo de 2012

Tareas para Buenos Aires


¿Aún no tienes echas las maletas? ¿Ya has preparado tus cosas? ¿Cómo te has organizado? ¿Qué día vuelas? ¿Ya estás allí? ¿Vacaciones? ¿Te vas a vivir? ¿No avisas para despedirte?

Todos hacen preguntas y al final, me agobio. Tampoco mucho, que a día de hoy no tengo empezada ni las maletas, (físicamente se entiende, que en mi cabeza ya pienso en vestidos sin medias, shorts y after sun) Así que sí, he tenido que hacer mi primera lista, de esas que adoro: Tareas para Buenos Aires (Parte I). La he terminado ahora mismo y me siguen saliendo cosas, ¡no tengo papel suficiente! Tendré que llevar agenda.

domingo, 4 de marzo de 2012

La invención de Hugo

Obra maestra es lo que dijo de ella James Cameron tras un pase privado que le regaló el propio Marty. Y es que, si el director norteamericano te invita a su casa y te confía la primera opinión, entras en su círculo de confianza y pasas del oficial Martin Scorsese al cercano "Marty", como dicen que le llaman durante los rodajes. A pesar de la calificación, me negaba a pensar que La invención de Hugo fuese realmente una gran película, como muchos críticos han reconocido. Incluso que Marty se llevaría, de nuevo, el Oscar a Mejor Director. Otra vez él, ¡qué manía de monopolizar el premio! Sin embargo, la semana pasada acudí al cine a verla: gafas de 3D en mano, que pocas películas tienen el honor de tal gasto económico, cubo de palomitas y dispuesta a ver qué pasaba. Tuve que darles la razón.
Ambientada en el París de 1930, La invención de Hugo cuenta una historia familiar nada normal. En mi opinión, no se trata de la familia de Hugo que, en definitiva, era su padre. Ni la historia de Isabelle, del mismo modo un poco perdida. No. La familia de la que habla este film es más peculiar todavía. Un guarda de seguridad, una tendera que prepara las flores con esmero, un anciano vendedor de juguetes, (¡olé, Sir Kingsley!). Todos pasan su vida en la estación de tren que ha construido Scorsese para la ocasión, de una forma mágica. Y es esta familia precisamente la que nos cuenta su historia y ayuda aHugo a superponer la suya propia. Y la del cine, que también tiene algo que decir. 

Lectura obligada en los colegios progresistas de Brooklyn, el concepto del filmnos lleva a centrarnos en el mundo visto desde los más pequeños. Desde la perspectiva de un huérfano que no lo ha perdido todo, pues conserva la ilusión por un secreto que le esconde la vida y que, cuando llegue, le encenderá todas las luces de ese oscuro pasillo que tiene por delante. Con una estética, montaje y efectos justamente premiados, no te das cuenta ni de las gafas que llevas puestas. Has llegado a la estación y estás dentro de las calles de París:esa es la sensación. Nadie te parece realmente un malvado y no sabes muy bien quién es el héroe. Todos cuentan. Es quizás por eso que dicen que es una fábula. El argumento ya os lo sabéis: un niño huérfano que trata de arreglar un enigmático juguete al que empezó a dar vida junto a su padre, mientras se esconde del guarda de una estación de tren, quien a su vez se esconde detrás de un amor que guarda en secreto, y que es observado por el viejo vendedor de juguetes, quien también se esconde de su pasado, con una nieta que esconde sin saberlo una voluntad de aventura que yo al menos, tuve una vez. Y que creo, conservo.

Scorsese debería contratar a su propia nieta como consejera. Dicen que, con once años, fue quien le regaló el libro que da luz a esta película con la excusa de poder disfrutar también ella de una de sus historias en la pantalla. Y es que quizás esta niña ya sabía lo bueno que es su abuelo en lo suyo, antes incluso que el propio Ben Kingsley que, con sus 89 años, le confesó: "probablemente tengo más títulos de crédito que ningún otro actor vivo o eso me han dicho. Pero siempre me ha parecido que mi carrera no estaría completa del todo al menos que hiciese una película contigo". Estoy de acuerdo y ahora sí, daría mi permiso para otro Oscar bien merecido. 


jueves, 1 de marzo de 2012

Horóscopo que habla de un viaje

¿Os acordáis de aquél día de verano en el que yo comentaba la "gracia" que me hacía leer el Horóscopo de una revista? (Si no lo recuerdas pincha aquí). Pues sí, sigo haciéndolo. Continúo leyendo las siete líneas dedicadas a mi signo del zodiaco. 

Para Marzo 2012 la carcajada que me salió fue aún más fuerte que la de entonces. Por el acierto, claro. A veces me asusta la claridad con la que me hablan algunas páginas, que parecen personalizadas. ¿Creéis que debo preocuparme?

"Cuando quieres, eres la persona más simpática y divertida del mundo, y es el momento de demostrárselo a tu chico, (¿a quién dices, perdona?). Marcha y pasión será lo ideal cuando estés a su lado. Si tienes previsto un viaje será mejor que lo organices a la perfección."
(Revista AR. Edición Marzo 2012)


Como ya te dije en su día, me gusta leerte para ser yo quién decida si aciertas o no. En la segunda parte, lo has hecho. Hay un avión esperándome para cruzar de nuevo el Atlántico. En todo lo demás aún no lo sé, pero ya te contaré.












Sí, la escala del mapa mundial la he calculado como he querido. Una ve con buenos ojos siempre el país de donde procede y lo hace más grande de lo normal. Y no quiero quejas. Además, he puesto las doce islas españolas porque son necesarias para el equilibrio del globo terráqueo, aunque sea en dibujo. Y sí, las estrellas son porque vuelo de noche y así, lo contextualizo. Pero en mi lugar de destino hará SOL y punto pelota, me niego a creer en esas previsiones de lluvias que veo por Internet. ¡No puede ser! Y sí, el avión se ha desviado un poco de la ruta, pero no os preocupéis, hará un giro en picado y no se equivocará de punto geográfico. He puesto que es de IBERIA para que os aseguréis de que será capaz de hacerlo. Y sí, también he decidido desde ya que vuelo en la salida de emergencia, para poder estirar los pies en esas once horas de películas, dormir, Ipad, dormir, comida asquerosa, Ipad, dormir, desorden alimenticio, dormir, dormir que me esperan. Tengo que llegar con el horario "cogido" que el mismo día de mi llegada la agenda está completa.