sábado, 9 de noviembre de 2013

La llegada en conexión

Los nervios acumulados iban desapareciendo según conseguíamos pasar los tres puntos de control que nos esperaban en JFK Airport

1. Inmigración. Ni un alma.
2. Aduana. Un señor poco amable con nosotros !y con mi maleta!
3. Express Connection. Punto de seguridad que no era para nosotros pero que utilizamos gracias a la seguridad de ese "Perdón, somos conexión express a Washington, ¿es por aquí no?" No, pero nadie mostró oposición.

De la Puerta S-46 pasábamos a la Puerta 31-D, al fondo, junto a los pasajeros de Cleveland e Indianapolis. No nos extraña que Kevin McCallister se confundiese de vuelo en Sólo en Casa 2. Y gracias que se equivocó. Tuvimos película.

Nosotros embarcamos bien. Hemos viajado en confianza. Tanto que casi me toca llevar a la azafata en brazos. Menos mal que era asiática y ocupaba poco. A mi lado, el lavabo. No sabéis la cantidad de cantos que tienen los pajaritos masculinos. Todos los tonos he podido oír. Y, por fin, en nuestra primera parada: Ronald Reagan Airport.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Nosotros aunque parezca que no también tenemos de esas que salen en la foto, que disfrutéis todo lo que podáis y más os lo mereceis

Marta dijo...

Gracias. Seguiremos informando :)